Cascada del Cioyo

Ruta Cascada del Cioyo, Castropol

Localización

Inicio:Viejas escuelas Villarín
Fin:Cascada del Cioyo
Itinerario:Viejas escuelas Villarín - río Porcía - Cascada del Cioyo

Datos técnicos

Recorrido:lineal
Distancia:0.8 km (ida)
Duración:0 horas 35 min (ida)
Dificultad:baja-media
Alt. min:
Alt. max:
Desnivel:
Ascenso:
Descenso:
Ruta vista 302 veces Descargado 13 veces
Castropol Predicción meteorológica

Inicio de la ruta

La ruta comienza en la carretera CP-4, que tomamos desde Castropol en dirección al pueblo de Penzol, una vez pasado éste nos encontramos con el edificio de unas antiguas escuelas, donde podemos dejar el coche.

Aparcar el coche

Existen un par de lugares para dejar el coche en las proximidades del inicio de la ruta, uno de ellos junto al edificio de unas antiguas escuelas abandonadas.

Resumen de la ruta

La ruta de la cascada del Cioyo es una ruta corta (apenas unos 1.5 km ida y vuelta), tiene una dificultad baja-media por algún tramo de bajada que está protegido por postes con una cuerda gruesa. Solo nos exige un poco de precaución, nada más.

Puede ser realizada por niños sin mayores problemas teniendo en cuenta estos tramos.

Esta ruta es en realidad una ruta señalizada: PR-AS 301 aunque nosotros no realizamos ese recorrido exacto, bajamos hasta la cascada simplemente.

Comenzamos a caminar cerca de las antiguas escuelas, al lado de la carretera CP-4, entre Penzol y Villarín. El sendero nos lleva por zonas de matorral y robledal, y el sendero pasa a ser claramente de bajada, estando protegido por una maroma sujeta por postes de madera. Es una zona de tierra y piedras sueltas, donde debemos tener un poco de precaución, pero es terreno seco.

Al poco veremos ya el río Porcía y el camino nos dirigirá sin demora hasta la cascada del Cioyo.

Descripción del itinerario

Dejamos el coche en un pequeño descampado al lado del edificio de unas antiguas escuelas abandonadas, hay hueco para unas pocos coches, unos metros más arriba existe otro pequeño aparcamiento "habilitado".

 

Antiguas escuelas al inicio de la ruta de la cascada del Cioyo

 

Retrocedemos unos 60 metros, ascendiendo por la carretera por la que hemos llegado, hasta encontrar el inicio de la ruta. Un pequeño sendero de bajada.

 

Inicio ruta de la cascada del Cioyo

 

Justo al principio de la ruta nos encontramos con varios carteles explicativos de la ruta. Como toda buena cascada tiene una leyenda asociada.

 

Cartel leyenda de la cascada del Cioyo

 

Atravesaremos una zona de matorral que da paso a un pequeño robledal.

 

Zona de matorral de la ruta de la cascada del Cioyo

 

Ahora el camino se hace claramente descendente y está protegido por postes de madera y una maroma a la que poder asirse. Realmente no es algo necesario, pero puede dar sensación de seguridad.

 

Camino de bajada protegido por cuerda hacia la cascada del Cioyo

 

Hoja de roble

 

En breve la vegetación muda a un bosque de ribera puesto que tenemos ya el río Porcía a la vista.

 

Río Porcía junto a la cascada del Cioyo

 

Por el camino un par de fotos curiosas, la primera este original hito que nos indica la validez de nuestra dirección.

 

Curioso hito camino descenso al río Porcía

 

Al poco nos encontramos con esta otra imagen donde apreciamos cómo la vida se aferra y brota cuando menos lo esperas, cuando todo parece perdido.

 

La vida se abre paso

 

Llegamos ya a la vereda del río, con aguas cristalinas y paraíso del verdor. Reino del musgo.

 

Río Porcía

 

Universo de verdor

 

Ya tenemos a la vista la famosa cascada del Cioyo, un salto de agua realmente hermoso y con un buen caudal de agua en esta visita.

 

Cascada del Cioyo

 

Cascada del Cioyo

 

Cascada del Cioyp

 

Se puede apreciar la altura del salto del agua y la poza que forma en su caída. La Xana debe estar observándonos desde algún lugar. Pero esta vez no quiso salir...

 

Cascada del Cioyo

 

Cascada del Cioyo

Importante.

Todos los datos proporcionados en esta web, bien sean en forma de comentarios, opiniones, datos técnicos, tracks, fotos, etc, se basan en opiniones personales, y/o pueden ser incompletos o contener errores.

Son el resultado de una experiencia personal y no tienen por qué coincidir con las opiniones o valoraciones de otras personas, o con datos reales, en especial, valoraciones como la dificultad de una ruta y la posibilidad de que nos acompañen niños en ellas.

Lo que para una persona puede resultar fácil, para otra no. Que una ruta pueda ser realizada por niños no significa que no se deba acometer su realización sin más, sin equipamiento adecuado, forma física ni vigilancia de los menores.