Foces de El Pino (parcial PR-AS 31)

Las Foces del río Pino

Localización

Inicio:El Pino
Fin:Foces de El Pino
Itinerario:El Pino - Foces de El Pino

Datos técnicos

Recorrido:lineal
Distancia:3.65 km (ida)
Duración:2.00 horas (ida)
Dificultad:baja
Alt. min:
Alt. max:
Desnivel:
Ascenso:
Descenso:
Ruta vista 629 veces Descargado 73 veces
Aller Predicción meteorológica

Inicio de la ruta

La ruta de las foces de El Pino comienza en el pueblo de El Pino, concejo de Aller, al que llegamos por la carretera AS-112 (AS-253) que nos lleva a San Isidro. Dejamos atrás el hotel Fundil y tomamos la siguiente entrada hacia el pueblo, que desemboca en una pequeña plazoleta donde están los carteles de inicio de la ruta.

Aparcar el coche

Existen numerosas plazas de aparcamiento en la misma carretera que atraviesa el pueblo de El Pino AS-112 (AS-253) que nos lleva a San Isidro.

Resumen de la ruta

Esta es una ruta de dificultad baja, con algunos tramos pendientes pero de corta longitud, apta para niños (con la debida supervisión de adultos) y muy bonita. En total se salva una diferencia de altura de algo más de 350 metros en poco más de 3 kilómetros y medio. La ruta transcurre por una pista que se convierte en una camino empedrado en las últimas partes de la ruta, llegando a las foces, consideradas Monumento Natural desde el año 2001.

Esta ruta forma parte integramente del recorrido de la ruta foces de El Pino y de río Aller PR-AS 31.

La ruta discurre a través del valle que forma el río Valmartín (río Pino en algunas fuentes), en algunos tramos cercanos al río (o realmente pegados) y en otros a media ladera.

Comenzamos  a caminar dentro del pueblo de El Pino, el inicio de la ruta está señalizado con un par de paneles situados cerca de una ermita derruida.  Nos dirigimos hacia el sur y travesamos el río San Isidro (del que el río Valmartín es afluente pocos metros aguas arriba) por el puente que nos introduce en una pista asfaltada paralela al río Valmartín.

Tras pasar por la fuente La Salud y algo más adelante una pequeña área recreativa, llegaremos al molino de Peón, restaurado y acondicionado como criadero de alevines de truchas. Allí cogeremos la pista de tierra que sale a nuestra izquierda y cruza el río. Estamos a unos 3 km de las foces.

La pista asciende ligeramente, dejándonos contemplar la silueta de Peña Redonda y nos hará avanzar entre castaños y hayas. principalmente.

Iremos atravesando zonas de pradería con alguna que otra cuadra, antes de llegar, después de una cuesta, a Las Galivanceras, con su pequeña fuente. 

El camino llanea después e incluso desciende atravesando más praderías y cuadras rehabilitadas como vivienda. Estamos a un kilómetro de la entrada de las foces.

Según nos acercamos a las foces del Pino, se mezclan zonas de pasto con zonas de matorral y piedra. Una pequeña bajada empedrada nos anuncia la llegada al puente de madera que nos introduce en las foces. Este camino empedrado nos acompañará durante todo el recorrido de las foces, teniendo el río a nuestro lado y estando rodeados de murallones de caliza.

Un poco más adelante cruzamos otro puente de piedra con arco, que nos llevará a la margen derecha del río. Poco a poco avanzamos por este monumento natural hasta ver que el paisaje se abre y encontramos un cruce de caminos con un puente sobre el río: nos encontramos en El Posaero, a los pies de la majada El Fondil.

Un cartel nos indica las direcciones: de frente hacia la collada Caniella (PR-AS 31) y cruzando el puente a la derecha, iríamos hacia el puerto del Fondil y Peña Redonda.

Todo un espectáculo este monumento natural que todavía hay senderistas que no conocen...

 

Descripción del itinerario

Comenzamos a caminar dentro del pueblo de El Pino. Si hemos dejado el coche aparcado el las plazas para ello que existen en la misma carretera, solo tendremos que subir por la carretera hasta rebasar el Hotel el Fundil, despúes tomaremos la primera entrada hacia el centro del pueblo que veamos y que nos llevará directamente hasta una pequeña plazoleta donde encontramo los carteles del inicio de la ruta. 

La ruta que nosotros realizaremos llega hasta pasadas las foces de El Pino nada más (foces del río Valmartín que desemboca en el río San Isidro a su paso por el pueblo de El Pino y nombradas a menudo como foces del río Pino).

Esta ruta coincide en su totalidad con parte de la ruta Foces de El Pino y foces del río Aller, PR-AS 31.

 

Cartel inicio ruta foces de El Pino y foces del río Aller, PR-AS 31

 

El inicio de la ruta se encuentra dentro del pueblo, junto a una ermita derruida, tomaremos dirección sur para tomar el camino encajado entre dos muros de piedra.

 

Ermita derruida pueblo El Pino

 

Camino inicio ruta foces del Pino

 

Cruzaremos el puente sobre el río San Isidro (el río Valmartín desemboca unos metros aguas arriba) para adentrarnos en una pista asfaltada que nos llevará junto a las aguas del río Valmartín.

 

Puente sobre río San Isidro

 

Unos metros más adelante encontramos la fuente La Salud, con la imagen de La Santina en una pequeña hornacina.

 

Fuente La Salud saliendo del pueblo de El Pino

 

A los 500 metros aproximadamente de comenzar a caminar encontramos el molino de Peón, construído a finales del siglo XIX y que tuvo funciones de molino y batán, posteriormente tuvo usos hidroeléctricos y actualmente se encuentra rehabilitado y convertido en centro de alevinaje de truchas.

En este punto tomaremos la pista que sale a nuestra izquierda y cruza el río.

 

Desviación junto al molino de Peón

 

El centro de alevinaje desde arriba.

 

Centro de alevinaje de truchas en el molino de Peón

 

Estamos en una pista de tierra que asciende ligeramente camino de Las Gavilanceras.

 

Pista de tierra dejando atrás el molino de Peón

 

En el camino existen gran cantidad de Prímulas o Primaveras.

 

Prímulas o Primaveras

 

La pista es muy cómoda y nos permite contemplar la figura de Peña Redonda en la distancia.

 

Vista a Peña Redonda

 

El camino nos lleva junto a zonas de praderías salpicadas de algunas cuadras con actividad ganadera camino de Las Gavilanceras.

 

Cabaña camino de Las Gavilanceras

 

Cercado camino de Las Gavilanceras

 

En Las Gavilanceras encontramos su fuente en el camino con su agua bien fresca.

 

Cartel indicador de Las Gavilanceras

 

Fuente Las Gavilanceras

 

Un poco más adelante de la fuente nos encontramos con una sorpresa muy agradable al tropezar con un Picamaderos Negro correteando por un tronco. Pudimos sacar un par de fotos antes de que se escapara de nuestra vista. Precioso.

 

Picamaderos negro

 

En esta imagen ampliada se puede apreciar mejor el porte y la figura de este precioso ave, con la típica mancha rojiza en su cabeza.

 

Picamaderos negro en arbol

 

En la imagen podemos apreciar el otro lado del valle, ¿pico Cueto, quizás?

 

 

Ya estamos a menos de un kilómetro del inicio de las foces, a medida que nos acercamos empezamos a ver más caliza en nuestro camino.

 

Pista cerca inicio foces del Pino

 

Tomamos este sentido descendente que nos llevará directo al comienzo de las foces, una vez atravesemos el puente de madera.

 

Camino de bajada hacia las foces de El Pino

 

Estamos al inicio de las foces, las recorreremos por un camino empedrado que discurre al lado del río Valmartín. Estas son sin duda unas de las foces más hermosas que podemos contemplar en Asturias.

 

Puente de madera al inicio de las foces de El Pino

 

Inicio camino empedrado en las foces de El Pino

 

Río Valmartín dentro de las foces

 

Las foces están formadas por impresionantes murallones de caliza que se elevan muchos metros por encima de nosotros, terminando a menudo en agujas que apuntan al cielo. 

 

Murallones de caliza en las foces de El Pino

 

Camino empedrado en las foces de El Pino

 

Llegamos al segundo puente de las foces, esta vez se trata de un puente de piedra.

 

Puente de piedra en las foces de El Pino

 

Vista atrás hacia el puente que acabamos de cruzar, con su arco de piedra, y al trayecto de las foces ya recorrido.

 

Vista atrás del puente de piedra en las foces de El Pino

 

Río Valmartín en las foces

 

El camino sigue ascendiendo pegado a la peña con su armadura de piedras encajadas con gran precisión.

 

Últimos tramos del camino empedrado

 

Detalle del camino empedrado

 

Finalmente el terreno se abre y dejamos atrás las foces para adentrarnos en un terreno más abierto .

 

Murallones de caliza a la salida de las foces

 

Hemos llegado a un cruze de caminos, estamos en El Posaero. Desde aquí continuando defrente y a la izquierda iríamos a la collada Caniella, siguiendo la ruta foces de El Pino y foces de río Aller (PR-AS 31), si por el contrario giráramos a la derecha nos dirigiríamos al puerto del Fondil y Peña Redonda.

 

El Posaero a la salida de las foces

 

En definitiva una ruta fácil, asequible y con un gran encanto tanto por el entorno como por la espectacularidad de las foces del río Valmartín o foces de El Pino. Un clásico que todos los senderistas deberían conocer y disfrutar cada cierto tiempo, apta para gran número de caminantes.

 

Importante.

Todos los datos proporcionados en esta web, bien sean en forma de comentarios, opiniones, datos técnicos, tracks, fotos, etc, se basan en opiniones personales, y/o pueden ser incompletos o contener errores.

Son el resultado de una experiencia personal y no tienen por qué coincidir con las opiniones o valoraciones de otras personas, o con datos reales, en especial, valoraciones como la dificultad de una ruta y la posibilidad de que nos acompañen niños en ellas.

Lo que para una persona puede resultar fácil, para otra no. Que una ruta pueda ser realizada por niños no significa que no se deba acometer su realización sin más, sin equipamiento adecuado, forma física ni vigilancia de los menores.